Marketing

una herramienta para saber usar

Hoy asistimos a una locura por Internet, pero como cualquier medio, debe usarse bien para que sea efectivo. Sin embargo, la web hoy revela su talón de Aquiles porque aparece como un inquisidor en nuestras vidas. Un sitio web es el escaparate de la empresa y debería incitar a los usuarios de Internet a aplicar una serie de principios.

¿Seducción ilimitada en Internet?

En los últimos años internet ha crecido de manera exponencial y las herramientas que permiten acceder a ella nos acompañan allá donde vayamos. Sin embargo, no debemos creer que la web es una herramienta de comunicación con la que podemos jugar en nuestro rincón y con los medios disponibles.
Un lugar es como materia viva: debe moverse, cambiar para que la gente quiera volver a él. Prioridad a gráficos, imagen, animación, ergonomía. Para ello, es fundamental favorecer la velocidad de navegación, la ligereza en la carga y la ergonomía en la consulta. Una creación gráfica real, que marque fuertemente la imagen de la empresa, beneficiará su memorización y fomentará el retorno a menudo. Es un punto capital que implica el uso de tecnología reciente y convocar a diseñadores y desarrolladores profesionales. ¿Cuántos creadores encontraron la ineficacia de su sitio pero también tuvieron que esperar a que el webmaster terminara su sitio y finalmente tuvieron que abandonar su proyecto porque fue superado por un competidor más rápido?

¿Cómo emerges en medio de la abundancia de información?

Con una buena referencia natural que se obtiene con numerosos enlaces y contenido textual frecuentemente actualizado para incentivar la consulta. Esto no se hace con una varita mágica. Un excelente editor web es esencial, pero debes dominar todos los secretos de la escritura web. La calidad y la gestión de su base de datos es un tema importante, por lo que debe prestarle especial atención.
Por lo tanto, el sitio ideal requiere al menos cuatro habilidades: el diseñador web, el desarrollador o integrador, el redactor y finalmente el analista de marketing que procesará los datos y coordinará las acciones.

La estética de la web no debe ocultar el objetivo estratégico.

La técnica no debe ocultar lo esencial: estar en la red porque todo el mundo está ahí no tiene interés en sí mismo. Estar en línea porque es un medio que no requiere una inversión que sopesa su flujo de caja tampoco es un buen cálculo. Básicamente, necesita saber para qué va a utilizar su sitio y a quién va a utilizar, para no perderse en acciones innecesarias.

También sabe lo que quiere comunicar a través de este medio, que por sí solo no puede garantizar toda la comunicación de la empresa. Y establece objetivos claros: vender o hacer que la gente quiera ir a los puntos de venta, informar o generar empatía, etc. Las marcas deben seleccionar cuidadosamente sus contactos para que su sitio se convierta en una referencia.

Velocidad, aguas arriba y aguas abajo

Crear una tienda online hoy es increíblemente sencillo. Existen plataformas llave en mano que, si bien son imposibles de actualizar, representan una solución muy inmediata, rentable y fácil de implementar.
Considerar un sitio comercial implica que su logística sea impecable. Es imposible, para el cliente de la red, esperar la entrega en ocho días si el producto comprado se paga a un precio normal. Tenemos que mantener los plazos cada vez más cortos. Un sitio que se entrega en un plazo de 48 horas y no puede hacerlo pierde la confianza de su audiencia. El internauta es instintivo, zapper, infiel y se queja fácilmente.
¿Se ha informado de un incidente en un foro? Es la credibilidad de la empresa y el trabajo de muchos años lo que puede destruirse en pocos días. En la red, todo va muy rápido.

El problema de Internet es su proliferación, su demanda y su extrema capacidad de cambio, lo que obliga al webmaster a estar siempre alerta: no solo debes velar por el buen funcionamiento de tu sitio, sino también estar en alerta constante para observar el rumor y contrarrestarlo si es necesario.

Infografía: un minuto en Internet en 2020 |  Estadístico

El sitio no reemplaza el papel

Sea como fuere, no se deben descuidar los medios tradicionales. Siguen siendo relieves imprescindibles. Internet está luchando por promocionarse. Los carteles y la prensa siguen siendo los más adecuados para una campaña de lanzamiento, ¡a fortiori para el lanzamiento de un sitio!
Sin embargo, el soporte en papel ha evolucionado: los clientes ahora quieren herramientas mucho más sofisticadas y de alta calidad que antes. Las operaciones son más específicas y más exclusivas. Las presentaciones y los folletos están diseñados para durar el mayor tiempo posible: imágenes impecablemente nítidas, diseño elaborado, pliegues intrincados. La comunicación impresa se vuelve sofisticada y se convierte en un «objeto». Objeto de atención, admiración, objeto de colección, objeto de posesión concreta. Son vectores cuya función es transmitir no solo información duradera, sino sobre todo la imagen de la empresa. El papel tiene la ventaja de que se dirige a sus destinatarios de forma completa no solo con palabras e imágenes, sino también con el tacto y en ocasiones incluso con el olfato. Una dimensión sensorial global que aún escapa a internet.

No debemos subestimar la elección del papel para respetar el planeta, por eso cuando creamos un soporte de papel debe tener un significado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *