Marketing

una herramienta esencial para una VSE

Las empresas muy pequeñas colocan al cliente en el centro de sus prácticas de comunicación porque es la confianza establecida con los clientes lo que los hace leales. Saben estar atentos a sus solicitudes pero también responder a sus quejas o necesidades de servicio postventa. Es cierto que son conscientes de que su presencia en las redes sociales es necesaria pero favorecen los lazos estrechos.

Para crear una buena imagen, una empresa debe tener en cuenta a sus clientes. Para materializar las relaciones, la empresa debe pasar por diferentes medios.

Los canales de comunicación para comunicarse con la empresa se pueden clasificar en dos categorías: comunicación multimedia (radio, televisión o pantalla) y comunicación no multimedia que promueve la comunicación personal directa con el cliente. Este último es el canal más promocionado por las muy pequeñas empresas gracias a las múltiples ventajas que ofrece. Su costo encaja perfectamente con el presupuesto de comunicación de las pequeñas empresas.

Las ventajas de la comunicación no multimedia

Para que el mensaje se transmita al destino, debe ser simple, breve y claro. La empresa también debe estudiar el objetivo que quiere alcanzar y adoptar una comunicación específica para cada uno de ellos. Para que un mensaje sea bien recibido por el cliente, este mensaje debe repetirse. La comunicación no multimedia es adoptada por muchas empresas muy pequeñas porque genera menos gastos y el retorno de la inversión es más rápido. Podemos citar algunos ejemplos de canales de comunicación no multimedia.

La promoción

Muchas VSE y pymes eligen esta forma de comunicación para atraer objetivos y retener a sus clientes, principalmente porque hay un retorno de la inversión muy rápido. Este también es el momento perfecto para recopilar la máxima cantidad de datos de clientes. La promoción también refleja una imagen más dinámica de la empresa o marca. Sin embargo, hay que tener cuidado, pues la promoción de ventas requiere mucha creatividad, también hay que elegir el lugar y el momento adecuados, así como los vendedores que harán el trabajo promocional. Ojo, porque si te organizas mal, corres el riesgo de no tener resultados.

Marketing directo

El marketing directo, que puede adoptar la forma de mailing, es una técnica que permite a la empresa estar más cerca de sus clientes. La empresa puede vender sus productos o servicios o incluso animar al consumidor a participar en un evento o demostración organizada por la empresa. El marketing directo le permite obtener un retorno de la inversión en poco tiempo. Con esta técnica, el vendedor también está más cerca del cliente, por lo que puede conocer con mayor precisión sus necesidades y expectativas. Esto ayuda a crear una relación cercana.

La Internet

La empresa también puede optar por relaciones con la prensa, eventos o patrocinios. Pero la comunicación con el cliente en Internet es ahora más que esencial. La explosión de las redes sociales, blogs o sitios web debe tenerse en cuenta en tu estrategia. La ventaja de este canal es que puede comunicarse directamente con el cliente. Recibirá informes en tiempo real sobre la calidad del producto, el servicio o la satisfacción del cliente. Las redes sociales te permiten estar más cerca de tu objetivo, sin limitarte a la hora o el lugar al que quieres llegar. La web no tiene límite geográfico y, sobre todo, es una forma gratuita de comunicarse bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *