Marketing

Las reglas de oro para construir un equipo eficaz

Necesitas implementar un proyecto, y para que eso suceda, necesitas formar un equipo. También puede llamar a autónomos, proveedores de servicios externos y colaboradores internos según el tipo de proyecto. El éxito del proyecto empresarial depende de la seriedad y eficacia del equipo responsable de su ejecución. Para asegurar su efectividad, el gerente o líder debe identificar claramente los fundamentos. Debe considerar ciertas recomendaciones y evitar los errores más comunes que ponen en peligro el éxito de su proyecto.

¿Un equipo de proyecto, kesako?

Un equipo de proyecto es un grupo de personas que trabajan para completar un proyecto que puede llevar una semana, varias semanas o incluso algunos meses. Los participantes pueden continuar al mismo tiempo las funciones que habitualmente asumen en función del peso del proyecto.

Cada participante comparte el mismo objetivo y es considerado parte integral del proyecto y actúa bajo la dirección de un gerente o director para permitir, por ejemplo, el desarrollo de la empresa o establecer una mejor organización … Que el equipo del proyecto sea eficiente, la cohesión del grupo es parte de lo básico. Un proyecto ofrece la oportunidad de reforzar el sentimiento de pertenencia a una misma entidad y estimular la creatividad de cada uno y tiene sentido de misión.

Los fundamentos para construir un equipo eficaz

Determine exactamente qué habilidades se necesitan

El gerente debe determinar sus necesidades upstream y luego seleccionar a los colaboradores y buscar las habilidades necesarias para llevar a cabo el proyecto tanto interna como externamente.


Establecer un liderazgo efectivo
El gerente debe asegurarse de que su equipo pueda comprender la importancia de su papel en la realización del proyecto empresarial. La dirección debe participar para garantizar el establecimiento de una organización clara y bien definida dentro del equipo. Debe enfatizar el carácter esencial del trabajo en equipo y brindar a cada miembro la oportunidad de demostrar su saber hacer teniendo en cuenta el objetivo y la estructura creada por la empresa.

El gerente comparte su visión, establece metas y define los roles y misiones de cada uno. Cada participante sabe exactamente qué tareas se le asignan y cuáles son sus responsabilidades. Conoce con precisión su misión, sus objetivos individuales y su papel dentro del equipo. También comprende los roles y responsabilidades de otros miembros del equipo.

Establecer apoyo organizacional
Los equipos más eficaces suelen contar con el apoyo claro y preciso de su jefe. La empresa les proporciona todos los medios necesarios para que puedan llevar a cabo sus misiones. Es fundamental motivar a cada miembro del equipo. Para que el equipo sea eficiente y productivo, puedes utilizar herramientas de gestión de proyectos como Trello, Wrike, Planzone, Collabtive, Projeqtor … que permitirán a cada miembro del equipo identificar las tareas a realizar y los tiempos de entrega y el responsable o director para monitorear el progreso del proyecto a medida que avanza.

Asegurar la autonomía del equipo
Un equipo debe tener autonomía. Esta autonomía debe limitarse a un cierto nivel del proyecto para evitar cualquier posible desborde. La participación de la dirección y el gerente es fundamental. Las autoridades jerárquicas establecen el proyecto, realizan su seguimiento, evaluación y control.

Reúne a personas con los mismos objetivos
Para asegurar la armonía dentro del equipo, el gerente debe clasificar a las personas que integrará en un equipo. Es difícil para las personas que no persiguen los mismos objetivos trabajar juntas para garantizar la implementación del mismo proyecto. Deben mostrar un interés común en la realización del proyecto.

Establecer una valoración individual y colectiva
La crítica constructiva sigue siendo esencial para asegurar el avance efectivo del plan de negocios. El directivo continúa con estas críticas tras valorar el trabajo realizado por su equipo. La mejor manera de lograr la crítica crítica es distinguir las opiniones individuales de la crítica colectiva.

Establecer una comunicación fluida

La comunicación es la base de un equipo de proyecto, la comunicación debe hacerse de forma horizontal y vertical: del gerente a sus empleados y de los empleados a su gerente. El gerente establece una retroalimentación regular y motiva a sus empleados especialmente en los momentos delicados. Es por esto que los diferentes miembros del equipo deben poder expresarse plena y libremente, dar sus ideas, opiniones, sentimientos, soluciones a cualquier problema sin temor a ser juzgados.

Errores comunes a evitar

La fuerza de trabajo no es la fuerza de un equipo
Un equipo con un gran número de miembros no es necesariamente el mejor. El gerente debe tener en cuenta las habilidades, la experiencia y el saber hacer de cada individuo que formará su equipo. Cuantos menos miembros haya en un equipo, mejor funcionará. El gerente debe determinar el número de personas que integrarán el equipo de acuerdo con sus respectivas tareas.

Centrar la fuerza del equipo en un individuo específico
El aporte de cada uno de sus miembros constituye la fuerza de un equipo. Ciertamente, algunos de ellos pueden ser más competentes y tener mejor experiencia que otros. El gerente debe tener en cuenta que la realización del proyecto empresarial se basa en el trabajo en equipo. Incluso los más incompetentes pueden tener conocimientos especiales. Tiene el interés de reunir a personas que muestran los mismos intereses y que buscan los mismos objetivos dentro del mismo equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *