Marketing

Fomentar, motivar y liderar un equipo

Liderar un equipo no se trata de ser el mejor en un grupo, sino de saber aprovechar la suma de habilidades disponibles. Incluso si tu ego se sintiera halagado, no se trata de crear un equipo de clones sino de mezclar perfiles: cuanto más variadas sean las habilidades, más actuará el grupo.

Para su segunda edición, el Barómetro de Decisiones MPI Executive-YouGov cruzó fronteras con un sistema sin precedentes en su escala: 3.319 empleados encuestados en Alemania, Francia y el Reino Unido, para comparar los métodos de toma de decisiones y las cualidades esperadas de los gerentes en estos tres países. Dime cómo decides y te diré qué gerente eres: en definitiva, esta es la principal lección que se desprende de esta segunda edición.

Para los empleados franceses, las cualidades esenciales de un gerente son escuchar y trabajar juntos.

Algunos consejos

Promover la diferencia y la homogeneidad

Más que un líder, debe ser un coach para sus empleados, quienes deben aprender a ser eficiencia, comunicación y autonomía de manera individual. Esto puede requerir que dediques algo de tiempo, aparentemente improductivo, a cada empleado, pero las consecuencias beneficiosas para la empresa se notarán rápidamente. Gestionar dando sentido a la acción de todos es fundamental: tus empleados participarán más si se les muestra cuánto contribuyen plenamente al proyecto empresarial.

Escucha activa

La buena escucha garantiza una comprensión detallada de las necesidades de su equipo, el contexto en el que opera la empresa, las expectativas del cliente y los objetivos estratégicos. Desarrollar sus habilidades de escucha le permitirá, en el caso de una entrevista, por ejemplo, saber cómo hacer las preguntas correctas. Se puede adoptar el sistema de “preguntas retransmisoras” que consiste en repetir las palabras del interlocutor para animarlo a desarrollar su pensamiento, pero el arte de la retórica está llegando a obtener las respuestas deseadas.

Normaliza el camino y ve directo al éxito

Si no desea que los miembros de su equipo pasen del blanco al verde o se vayan, es mejor dividir su proyecto a largo plazo en una serie de pasos. En lugar de imponer su método a sus empleados y establecer una lista de tareas pendientes, defina un conjunto de objetivos que cada uno asumirá individualmente. Para lograr los resultados deseados, su objetivo debe ser lo suficientemente preciso y concreto, pero también medible, lo que le permitirá monitorear su progreso. Cuando se presente a sus empleados, la ambición de su proyecto debe ser estimulante sin que la escala de la tarea sea abrumadora. Sea realista y no vaya más allá de las habilidades o responsabilidades de los colaboradores.

Gestionar conflictos

Es difícil trabajar cuando la atmósfera es tensa (¡explotará!). Es su responsabilidad gestionar los conflictos entre empleados que no se llevan bien. Encienda el radar y permanezca sensible a los cambios de comportamiento causados ​​por las molestias en su computadora. Este malestar individual puede repercutir negativamente en el trabajo colectivo, provocando una caída de la productividad, falta de comunicación y una sucesión de errores. No se trata de jugar al maestro de escuela y golpear a tus compañeros de trabajo con la regla (¡sí, aunque quieras!), Sino de advertir a todo el equipo contra el deterioro del clima laboral. Un consejo, ¡fortalécelos!

¡Muy buena!

La última evaluación de su negocio muestra un progreso relativamente satisfactorio. ¡No bebas solo, egoísta! Pensaste (erróneamente) que felicitar a tus compañeros de trabajo en la puerta sería suficiente. Sin embargo, para ser escuchado y reconocido como tal, una felicitación debe ser explícita. Debemos reconocer el papel de los colaboradores en este éxito. No es necesario escribir un discurso largo y hermoso; las palabras «pequeñas felicitaciones» serán igualmente gratificantes.

Como ves, estás lejos de animar al club médico y liderar un equipo está lejos de ser parte del placer. Sepa cómo motivar a sus tropas mientras salva al grupo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *