Marketing

Emprendimiento en algunas citas

En algunas escuelas de Francia solía espolvorear sus discursos y conferencias con citas para darle vida a sus presentaciones o discusiones. Tenía que cambiarlos con regularidad para poder parecer culto e imponerse. Tiene un espíritu completamente diferente al de los emprendedores que, gracias a las citas, se animan a superar las dificultades. Este artículo te ofrece algunas de ellas y al final de cada revista encontrarás una página relacionada con frases inspiradoras porque nada mejor que aquellos que han pasado por dificultades para convertirse en modelos a seguir, esta es nuestra convicción y compartir. .

Más allá de ser una función simple, aunque no tan simple como parece, ser emprendedor también es un estado de ánimo. Volvemos a estas citas que serán atemporales y que fomentan la forma de pensar de cualquier emprendedor que se precie.

«Dile al mundo lo que planeas hacer, pero primero muéstralo», Napoleon Hill

No tiene sentido reclamar algo si no hace nada para hacerlo realidad. El espíritu empresarial ya es una buena prueba de que se está dando los medios para tener éxito y de que desea llevar su proyecto hasta el final. Hay que poner todo en su sitio para conseguirlo, no solo hablando de una idea o proyecto sino haciéndolo.

“El éxito es un mal maestro. Hace que la gente inteligente crea que es infalible ”, dijo Bill Gates.

Una cita del fundador de Microsoft que te trae de vuelta a la tierra. El mensaje que busca transmitir se basa en el hecho de que no debemos confiar en lo que aprendemos. Una cosa es tener éxito, pero debes considerar tus otros objetivos. No se distraiga, concéntrese en lo esencial. No es porque conozca un período más que rentable para su negocio por lo que debe razonar de tal manera que crea que su éxito es eterno. Anticípate a las posibles dificultades, de hecho podría caerse de la altura. No se deje cegar por el éxito.

«Una persona que nunca ha cometido errores nunca ha intentado innovar», dijo Albert Einstein.

Innovar es primero experimentar. Puede que no encuentre una idea que demuestre ser inmediatamente viable o exitosa, pero no debe desesperarse. «Roma no se hizo en un día». El espíritu empresarial y la innovación implican necesariamente asumir riesgos y, a veces, realizar varios intentos. La experiencia que obtiene de ella es a veces la fuente de una innovación que revoluciona el mercado.

“La mejor razón para iniciar un negocio es crear significado, crear un producto o servicio que ayude a hacer del mundo un lugar mejor”, Guy Kawasaki.

Dar a luz a un negocio es un hecho. Pero iniciar un concepto empresarial que ayude a hacer del mundo un lugar mejor tiene sentido para su negocio. Además del deseo de ganar dinero, puede haber una virtud moral en la creación de una empresa. Entender lo que hace es más motivador para usted. Su deseo de éxito está motivado por un cierto aspecto moral, incluso una pasión. Lo que parece una gran razón.

“La primera ley del éxito es ante todo hacerse accesible a los demás, saber escucharlos, compartir sus confidencias, ayudarlos con sus necesidades, convencerlos de perseverar en la búsqueda de una meta”, Raymond Dijo Viger.

Por supuesto, solo tienes que confiar en ti mismo. Pero no debe permanecer cerrado a su entorno. Un buen emprendedor sabe ser comprensivo. Saber escuchar a los demás es una cualidad fundamental en un emprendedor para poder detectar una posible disfunción dentro de la empresa.

«Un pesimista ve dificultades en cada oportunidad, un optimista ve oportunidades en cada dificultad», Winston Churchill.

A veces, una dificultad es difícil de superar. A menudo conduce a interrogatorios y, en general, la moral se ve afectada. Sin embargo, hay dos formas de ver las cosas: una ve las cosas como optimista y la otra como pesimista. La visión de las dificultades de un empresario debe ser de naturaleza objetiva. Debes ser capaz de detectar, a pesar de la dificultad, cada oportunidad que se te presente. De hecho, una dificultad es similar a una prueba que debe superarse. En todo evento se esconde una oportunidad en el sentido de que si logramos superar la dificultad, aprendemos de nuestros errores. Esto hace posible no rehacerlos. El interrogatorio también le da la capacidad de percibir las cosas de manera diferente en la lógica de una perspectiva de mejora.

“Nada es más peligroso que ser moderno; de repente corremos el riesgo de volvernos ultra anticuados ”, Oscar Wilde.

Confiar en la innovación no siempre es la mejor solución. No deberías intentar innovar por defecto. Querer a toda costa ofrecer un producto innovador en el mercado a veces requiere mayores medios. No tiene sentido querer revolucionar el mundo si no somos capaces de hacerlo, ya sea por la aparición de la idea innovadora, o por la viabilidad del proyecto dada su actividad y capacidad financiera. A veces, las mejores ideas surgen de cosas simples.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *