Marketing

Desarrollo sostenible dentro de las empresas

Hoy, proteger el planeta y su medio ambiente ya no es una prerrogativa de los ambientalistas. El desarrollo sostenible se ha convertido en una prioridad porque la locura climática con inundaciones, incendios y sequías preocupa a todos. Baste señalar que el asunto aparece a diario en los titulares. Los empleados son conscientes de que trabajar en una empresa en la que la integración es un honor es un valor añadido. Esta imagen, embajadoras de su empresa, se comunicará fuera de la empresa.

Independientemente de la actividad que realice o del sector de actividad en el que opere, surge la cuestión del desarrollo sostenible. Incluso hoy en día se malinterpreta como una forma de darte una buena imagen y evitar posibles sanciones. Más allá de la ayuda que posiblemente pueda solicitar, ahorrar en recursos naturales debería significar ahorrar automáticamente.

¿Qué es el desarrollo sostenible?

Este concepto a menudo se define como «Un modo de desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer las capacidades de las generaciones futuras para satisfacer las suyas» (fuente: Iseadd). El desarrollo sostenible se compone de tres pilares: eficiencia económica, equidad social y calidad ambiental.

El objetivo de integrar el desarrollo sostenible en la estrategia y el funcionamiento de una empresa sigue siendo garantizar que el desarrollo se mantenga en el tiempo. Esto debe respetar un sistema de valores sociales y ambientales en una lógica de progreso continuo. Involucra a jugadores dentro y fuera de la empresa.

Las muchas razones para implementar el desarrollo sostenible son, por ejemplo:
– Prevención y control de riesgos sociales ambientales.
– Incremento del valor de la marca y su promoción
– Reducir costos.
– Reducir las presiones que puedan existir sobre el sujeto.
– Innovar en el campo.

Las 8 acciones que puede implementar fácilmente

No siempre es fácil saber por dónde empezar. Aquí hay 10 acciones que puede realizar para volverse «verde».

1 / Mide y analiza tus emisiones de gases de efecto invernadero

Para empezar, mida el impacto que tiene su empresa en el clima. Puede llamar a agencias privadas certificadas por Bilan Carbone para que le ayuden con las mediciones. El proceso cuesta entre 5.000 y 12.000 euros para empresas de más de 250 empleados, pero sigue siendo ayudado en un 70% por ADEME para pymes. Tras la medición, el análisis identificará las actividades empresariales más contaminantes: suelen ser las que más dinero pierden y las más fáciles de optimizar. Si no es así, pregúntese cuánto cuesta más el medio ambiente en su negocio. La mayoría de las veces, esto es lo que más le ha costado a su negocio. Puede pensar en soluciones alternativas que reduzcan las emisiones y los costos.

2 / Reduce tu consumo de energía

Gesto fácil para comenzar. Recuerde apagar todas las bombillas por la noche cuando salga, apagar la calefacción o apagar cualquier tomacorriente no utilizado … tantas acciones simples y pequeñas que pueden reducir el consumo de energía, el impacto climático y los costos en términos de ‘ electricidad.

3 / Reduce tu desperdicio

Produce residuos, mientras que algunos productos alimenticios vuelven a ser utilizables. Reutilizar, por ejemplo, papel como borrador cuando solo usa un lado le ahorrará dinero. De igual forma, prestar atención al uso adecuado del material para que no se degrade demasiado rápido y esté operativo el mayor tiempo posible no te costará nada, pero puede ahorrarte mucho. También considere establecer una selección selectiva: los empleados conscientes tenderán a prestar atención a la producción de desechos. Es posible que deba canjear los vasos con menos frecuencia si no los tira cada vez que los usa.

4 / Promocionar el transporte público entre sus empleados

El transporte sigue siendo uno de los sectores más contaminantes. Promocione el transporte público y el coche compartido para sus empleados. Esto reducirá drásticamente las emisiones indirectas de CO2 de su empresa y creará un vínculo entre ellas. Es más difícil llegar tarde cuando llega tarde.

5 / Invertir en infraestructuras y equipos más ecológicos

Para cumplir con este criterio, puedes pensar en invertir en vehículos híbridos, comprar suministros que cumplan con criterios ambientales o incluso renovar edificios con estándares ecológicos. Recuerde que la inversión a corto plazo a menudo vale la pena a largo plazo.

6 / Elija sus socios comerciales

La elección de los socios sigue siendo responsabilidad de ellos. Puede elegir socios que tengan buenas prácticas ambientales. Adaptarse a este modo de funcionamiento abrirá las puertas a empresas que elijan por sí mismas solo trabajar con empresas que sigan esta lógica. ¡Empiece entonces eligiendo socios “verdes”!

7 / Habla con tus empleados y clientes

Crear conciencia sobre su entorno laboral sigue siendo su responsabilidad. Siéntase libre de ejecutar campañas, por ejemplo, para educar a sus empleados, proveedores o clientes. Las personas a las que llegue pasarán lo mismo a las personas que lo rodean, y así sucesivamente.

8 / Promover la forma de trabajar ecológica

Los métodos de trabajo ecológicos a menudo conducen a un aumento de la productividad de la empresa. Elegir la videoconferencia, por ejemplo, evita perder tiempo viajando cuando no es necesario. Ahora se reconoce que el teletrabajo a menudo ayuda a aumentar la productividad. Asi que, por que no intentarlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *