Trabajar en la administracion publica: los pros y contras

En España, el empleo píºblico se caracteriza por ser muy estable. Aunque las condiciones laborales no sean las mejores, el sueldo suele ser aceptable y el horario de trabajo es flexible. No obstante, el trabajo en la administración píºblica no es para todo el mundo. A continuación, te contamos los pros y contras de trabajar en la administración píºblica.

Trabajar en la administración píºblica: los pros y contras

Trabajar en la administración píºblica tiene sus pros y contras. A continuación se detallan algunos de ellos:

PROS:
– Se cuenta con estabilidad laboral.
– Se tienen beneficios extras como seguridad social y jubilación.
– Se puede acceder a una carrera profesional.

CONTRAS:
– Sueldos más bajos que en el sector privado.
– Horarios fijos.
– Trabajo estresante.

¿Qué ventajas consideras que hay al trabajar como funcionario público?

Trabajar como funcionario público tiene muchas ventajas:

  • Sueldo fijo y atractivo
  • Seguridad laboral
  • Prestaciones sociales
  • Horarios flexibles
  • Más información

¿Qué es trabajar para la Administración Pública?

El trabajo en la administración pública se realiza en una institución gubernamental, ya sea federal, estatal o municipal. Las personas que trabajan para la administración pública son llamadas funcionarios públicos.

  • Los funcionarios públicos prestan un servicio a la comunidad en general.
  • Sus tareas pueden ser muy diversas, desde atender el teléfono en una oficina, hasta investigar delitos.
  • Algunos funcionarios públicos tienen que lidiar con la gente todos los días, mientras que otros trabajan en oficinas y no tienen contacto directo con el público.
  • Para ser funcionario público se necesita un título universitario o un certificado de capacitación especial.
  • En algunos casos, los funcionarios públicos también necesitan una licencia de conducir y/o una certificación de manejo de armas.
  • Los funcionarios públicos generalmente trabajan para el gobierno de su país, pero también pueden trabajar para organizaciones internacionales o ONG.

El trabajo en la administración pública puede ser muy gratificante, ya que los funcionarios públicos tienen la oportunidad de servir a la comunidad y ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas.

¿Qué diferencia hay entre el personal laboral y los funcionarios de carrera en las administraciones públicas?

¿Qué diferencia hay entre el personal laboral y los funcionarios de carrera en las administraciones públicas?

  • Los funcionarios de carrera son aquellos que han superado un proceso de selección público y han sido nombrados para desempeñar un puesto de trabajo en la administración pública. Tienen una relación laboral estable y permanente con la administración y disfrutan de una serie de derechos y deberes que están regulados por la Ley orgánica 2/2015, de 25 de marzo, de reforma del Estatuto básico del empleado público.
  • El personal laboral es aquel que se encuentra en una situación de subordinación laboral respecto de la administración pública, pero que no tiene la condición de funcionario. Por lo general, su relación laboral es temporal y suele ser contratado para prestar un servicio concreto y por un tiempo determinado. Aunque el personal laboral no disfruta de las mismas garantías y derechos que los funcionarios de carrera, la Ley establece una serie de derechos y deberes que deben ser respetados.

Para más información, puedes consultar el Estatuto Básico del Empleado Público.

¿Por qué es mejor trabajar en el sector privado?

¿Por qué es mejor trabajar en el sector privado?

  • Más oportunidades de empleo: El sector privado ofrece una mayor variedad de oportunidades de empleo que el sector público. Debido a que el sector privado está en constante evolución, siempre está buscando nuevos talentos para impulsar su crecimiento. Esto significa que si estás buscando un empleo, tienes más posibilidades de encontrar uno en el sector privado.
  • Más estable: Aunque el sector privado está en constante evolución, también es más estable que el sector público. Esto se debe a que el sector privado está respaldado por inversores privados, mientras que el sector público está respaldado por el gobierno. Si el sector privado enfrenta una crisis, es más probable que se recupere rápidamente debido a la inyección de capital privado.
  • Más sueldo: El sector privado tiende a pagar mejor que el sector público. Esto se debe a que el sector privado está en constante competencia por los mejores talentos, lo que hace que los salarios sean más altos. Además, el sector privado tiene más flexibilidad para ajustar los salarios de sus empleados en función de la demanda y la oferta de trabajo.
  • Más beneficios: El sector privado tiende a ofrecer mejores beneficios que el sector público. Esto se debe a que las empresas privadas tienen más flexibilidad para ofrecer beneficios a sus empleados. Los beneficios pueden incluir seguros médicos, planes de jubilación, bonos, acciones, entre otros.
  • Más libertad: El sector privado ofrece más libertad a sus empleados que el sector público. Esto se debe a que las empresas privadas tienen más flexibilidad para establecer sus propias reglas y políticas. Esto significa que los empleados tienen más control sobre su trabajo y pueden tomar decisiones de manera más independiente.
  • Más oportunidades de crecimiento: El sector privado ofrece mejores oportunidades de crecimiento que el sector público. Debido a que el sector privado está en constante evolución, siempre está buscando nuevos talentos para impulsar su crecimiento. Esto significa que si estás buscando una oportunidad de crecimiento, tienes más posibilidades de encontrarla en el sector privado.

Trabajar en la administración pública: los pros y los contras

La administración pública es una carrera muy prestigiosa y las personas que trabajan en ella generalmente tienen un alto nivel de educación. Las personas que trabajan en la administración pública generalmente disfrutan de un buen sueldo y beneficios, pero también están sujetas a una gran cantidad de estrés y presión.
Trabajar en la administracion publica: los pros y contras