Marketing

8 consejos para hacer un eslogan

El lema, que quedará en la memoria de todos y que todos integrarán en su vocabulario, en sus expresiones, es lo que busca cualquier empresa que quiera desarrollar su notoriedad y visibilidad. Se han vuelto tan populares que nos gusta usarlos en muchas circunstancias de la vida diaria. Claro, a veces pueden ser extravagantes, pero la imagen publicitaria como «Vale la pena» o «Siempre necesitas una caja de guisantes en casa» debe surgir espontáneamente.

Una vez que hayas elegido el nombre y el concepto de tu marca, tienes un último punto que fijar: tu eslogan. Esta es la pequeña frase que debe entrar en la mente de los consumidores, clientes, proveedores, socios … y que tiene el rol de representar a su entidad y sus valores. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a hacer un buen eslogan.

Comparte tus valores

Su lema debe representar su negocio y, por lo tanto, debe reflejar sus valores. Al estar necesariamente asociado con su marca, permanece presente en la mente de los consumidores. Y luego, si no hace nada y no da información sobre su negocio, ¿de qué sirve? Una frase es suficiente para demostrar las creencias o promesas de tu marca. Más allá de un simple eslogan, conviértalo en un lema e impresiona.

Hágalo corto y eficiente

“¡Ve y vuelve! «,» Imposible no es nada «,» Tómate un descanso, Toma un kit-kat «… ¿No notas nada? Todos son cortos y fáciles de recordar. ¿Interés? Los hace memorables para todos. El propósito principal de un eslogan sigue siendo entendido por el mayor número de personas posible para que se pueda asociar más fácilmente con la marca en cuestión. Usar múltiples frases para tu eslogan corre el riesgo de no ser recordado o malinterpretado. En la agenda: rapidez y eficiencia.

Elige un mensaje …

Además de contener sus valores, su eslogan también debe transmitir un mensaje. ¿Por qué? Solo dale significado y utilidad. Compartir tus valores es bueno, pero no puedes estar feliz por ello. Haz que evoque una idea (específica o no) a los consumidores. No solo atraerá más atención, sino que el boca a boca funcionará mucho más. Sin embargo, elija lo que quiere decir con su eslogan. ¡Cuidado con los malos comentarios!

Una emoción pasa

Un eslogan que no transmite emoción suele ser un eslogan fallido. Al crear un sentimiento, ya sea de alegría o no, multiplicará sus posibilidades de captar la atención de consumidores y mentes asombrosas. Este simple parámetro también puede llevar a sus futuros clientes a convertirse en embajadores de su marca. Si sienten una emoción real por tu lema, emitirán el deseo de llevar tus valores. Para comprobar el impacto de este último, primero pruébelo con los que le rodean observando las reacciones.

Combina credibilidad, realismo y relevancia

El propósito de un lema no es mentir. Vender el sueño no traería nada bueno e incluso podría lastimarte. Sea creíble, realista y relevante. Al contrario de lo que algunos puedan pensar, decir la verdad puede ayudarlo a fortalecer el vínculo de confianza entre usted y sus clientes potenciales o clientes. Un buen argumento a favor de la lealtad. Y luego, si empezaste en tu negocio, es a priori, créelo. No es necesario agregar más, solo muestre lo interesante que es su producto / servicio. Después de todo, si este le atrae, ¿por qué no les gustaría a los consumidores? El boca a boca hará el resto …

Agrega un efecto de estilo a la musicalidad.

«Reparar Carglass, reemplazar Carglass». ¿Tienes el poco aire en mente? ¡Perfecto! Tu misión no es tan diferente. Dale a tu eslogan un efecto estilístico para darle cierta musicalidad, siempre con la idea de que será recordado por el mayor número de personas posible. En caso de que no encuentre un efecto de estilo similar, optar por una rima que resalte su marca puede ser una buena idea. Hará que su memorización sea aún más fácil. ¡Es tu turno!

Distribuirlo en diferentes medios

Antes de concluir tu eslogan perfecto, entra en juego otro factor: su difusión. Para poner las probabilidades de tu lado, distribuye tu eslogan en tantos medios como sea posible (según tus medios) como la web, prensa, televisión, radio … Compartir tu eslogan a gran escala te ayudará a ganar notoriedad. Al promover un impacto mucho más poderoso, será aún más fácil de memorizar, tanto por escrito como oralmente.

Hazlo atemporal

¿Te imaginas tener que cambiar el lema todos los años? Obviamente no. Al crear este último, debes tener en cuenta este aspecto. Claramente, lo hace atemporal. No importa el año o la temporada del mismo, tu lema debe, además de ser comprensible para todos, perdurar en el tiempo. No se lo ponga fácil con una oferta promocional especial para las festividades a expensas de sus valores corporativos, por ejemplo, terminaría perdiendo tiempo y credibilidad. Mantener el mismo eslogan durante mucho tiempo (lo que no descarta poder cambiarlo si es necesario, nota del editor) sigue siendo una garantía de fiabilidad para los consumidores.

Recuerde, un buen lema debe permanecer en la mente de quien lo escucha o lee. ¡Depende de usted entrar en la memoria de los consumidores!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *